CUANDO LA VIDA PIERDE SU NORMALIDAD

Cuando una persona querida, amada

se encuentra rodeada de máquinas

pinchada por varios tubos

postrada, inmóvil en un hospital

luchando contra su propio cuerpo,

¿qué sentido tiene el problema doméstico,

la dolencia menor?

Cuando ves a la persona querida, amada

vigilada día y noche

controlada cada pequeña variación

cada décima de fiebre

cada envite de dolor

¿qué sentido tiene quejarse

del sobrevivir diario?

Lo curioso, lo contradictorio

es que queremos, deseamos por él

por nosotros mismos

que la persona querida, amada

postrada, doliente y enferma

deje de estarlo

y vuelva a nuestra normalidad

para que vuelva a sentir

el problema doméstico

para que vuelva a tener

dolencias menores

para que vuelva a quejarse

del día a día

para que justifique nuestra propia

incertidumbre.

Anuncios

Un comentario en “CUANDO LA VIDA PIERDE SU NORMALIDAD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s