PAMPLONA POR SAN FERMÍN

Es más Iruña que nunca

se viste de blanco

se siente roja

el blanco nos iguala

el rojo nos socializa

Pamplona, vieja Iruña

en ocho días y medio

no hay quien te reconozca

la ciudad parece distinta

la gente se transforma

cantan, bailan, empujan

sin que a nadie moleste

el centro de la ciudad

está tomado

por una gran bacanal de mayores

por un gran botellón de jóvenes.

 

Pamplona por San Fermín

es un pequeño paraíso

donde la gente se siente

más personas que nunca

se abrazan, se besan

se enlazan en una danza sin fin

donde todo es risa

toda Iruña es alegría.

 

Toda Pamplona es una gran fiesta.

El toro en el encierro

simboliza el poder

a ese poder que te deja vivir

mientras no lo acorrales

mientras no lo toques

y la gente es el pueblo

que lo reta en la carrera

que lo admira desde la barrera.

Pero el trayecto es corto

y la cercanía del poder efímera

El toro en la corrida

sin embargo simboliza al pueblo

es el representante de sol

corre alegre porque piensa que es libre

se siente a salvo porque piensa que es fuerte

la alegría, el color, la denuncia

la pone sol

porque se sienten jóvenes, vitales

y el torero es el poder

es sombra

con su traje de luces, su brillo

su capote y su espada, su arma

él sabe que cuanto más corra el toro

más se cansa y antes caerá

él tiene a su disposición los medios

para herirlo y derrocarlo

hasta hacerle hincar la rodilla

hasta disfrutar con su derrota

el poder está en sombra

siempre está a la sombra

oculto y protegido en ella

mira a sol desde la nostalgia

de la juventud perdida

pero sabe que su bebida está más fría

y que su comida es más jugosa.

 

Sombra deja que sol se desfogue

porque sabe que por mucho que protesten

griten, canten o se disfracen

la faena la cierra el torero

y ellos, sombra tienen la presidencia

 

Cierre quien cierre la faena

en Pamplona por San Fermín

todo el que está tiene su hueco

todo el que viene tiene su espacio

todo el que quiere tiene su momento.

 

Iruña es una gran jarana

donde el pueblo se presta

a bailar con el poder

y donde el poder se atreve

a cantar con el pueblo.

 

Todo en San Fermín se mezcla

y se confunde

el día es el canto limpio

la danza organizada

el movimiento de padres, madres

niños y abuelos,

la noche es el griterío desafinado

el baile caótico

el ir y venir de jóvenes y mayores

en estado de perfecta embriaguez.

 (Natxo Barberena)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s